Sign Up Login
Ud esta aqui > Inicio Espiritualidad Adoración Haciendo que Dios sonría
Wed 23 Jul 2014
Haciendo que Dios sonría
Written by Administrator   
Wednesday, 09 December 2009 18:55

Adorando a DiosLa adoración es provocar una sonrisa en el rostro de Dios. Ya que adorar a Dios es el primer propósito de su vida, su tarea más importante es descubrir cómo hacer eso. La Biblia dice, "Averigüen qué es lo que complacerá a Cristo, y después háganlo."  Dichosamente, la Biblia nos da un claro ejemplo de una vida que le deleito a Dios. Su nombre fue Noé.

En los tiempos de Noé, el mundo entero estaba moralmente corrupto. Todos vivían para su propio placer, no para el placer de Dios. Dios no podía encontrar a nadie en la tierra interesado en complacerle, y por eso estaba triste y le remordía haber creado al hombre. Dios estaba tan harto con la raza humana que consideró destruirla toda. Pero hubo un hombre que hizo sonreír a Dios. La Biblia dice, "Noé era un placer para el Señor." 2

Dios dijo, "Este varón me deleita. Me hace sonreír. Empezaré de nuevo con su familia." Porque Noé le complació a Dios, usted y yo hoy estamos vivos. De su vida aprendemos los cinco actos de adoración que hacen que Dios sonría.

Dios sonríe cuando lo amamos supremamente. Noé amó a Dios más que nada en el mundo, ¡aún cuando nadie lo hacía! La Biblia nos dice que durante toda su vida, "Noé consistentemente siguió la voluntad de Dios y disfrutó de una relación íntima con Dios." 3

Lo que Dios más quiere de usted es esto: ¡una relación! Es la verdad más asombrosa del mundo – que nuestro Creador quiere tener comunión con nosotros. Dios lo hizo para amarlo y El anhela que usted lo ame. El dice, "Yo no quiero los sacrificios de ustedes – yo quiero amor ; yo no quiero sus ofrendas – yo quiero que me conozcan a mí." 4

¿Puede sentir la pasión de Dios en este versículo? Dios lo ama profundamente y desea que usted lo ame así también. El anhela que usted lo conozca y que se pase tiempo con El. Por eso es que aprender a amar a Dios y ser amado por El debería de ser el mayor objetivo de su vida. No hay nada que ni remotamente sea tan importante. Jesús lo llamó el mayor mandamiento. El dijo, "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primer y el mayor mandamiento." 5

Dios sonríe cuando confiamos en El completamente. La segunda razón por la que Noé complació al Señor fue porque él confió en Dios, aún cuando no tenía sentido.

La Biblia dice, "Por fe, Noé construyó un arca sobre tierra seca. El fue advertido de algo que no podía ver, y tomó acción basado en lo que se le dijo... Como resultado, Noé se hizo íntimo con Dios." 6

Imagínese esta escena: Un día Dios viene a Noé y le dice, "Estoy decepcionado con la humanidad. En el mundo entero, nadie excepto tú piensa en mí. Pero, cuando te veo a ti, Noé, empiezo a sonreír. Tu vida me complace; voy a inundar la tierra y voy a empezar de nuevo con tu familia. Quiero que te construyas un barco gigante que te salvará a ti y a los animales."

Habían tres problemas que podían haberle causado duda a Noé. Primero, Noé nunca había visto lluvia, porque antes del diluvio, Dios hacía que la irrigación de la tierra brotara del suelo. 7 Segundo, Noé vivía cientos de millas del océano más cercano. Aún si aprendiera a cómo construir un barco, ¿cómo lo iba a llevar al agua? Tercero, tenía el problema de reunir a todos los animales y después cuidarlos. Pero Noé ni se quejó ni dio excusas. El confió en Dios completamente y eso hizo sonreír a Dios.

Cuando muchos llegan a Courage se enfrentan con situaciones similares:

1. Vivir en castidad, algo que no conocen como Noé no conocia la lluvia
2. No tener grupo o poner resistencias, ¿Cómo se supone que voy a ir a un grupo?, si no tengo tiempo o no existe el grupo.
3.  Quizas no estoy convencido del todo

Dios como a Noé te pide que actues con Fé.

Confiar en Dios completamente significa que tiene fe que El sabe qué es lo mejor para su vida. Es tener la expectación de que El cumplirá sus promesas, de que le ayudará con sus problemas y de que hará lo imposible cuando sea necesario. La Biblia dice, "El se complace en aquellos que lo honran, en aquellos que confían en su constante amor." 8

Noé se tomó muchos años para construir el arca. Me imagino que tuvo que pasar muchos días llenos de desaliento. Sin ninguna señal de lluvia, año tras año, él fue criticado sin piedad como "el loco que piensa que Dios le habla." Me imagino que los hijos de Noé se sentían avergonzados del barco gigante que estaba siendo construido enfrente de su casa. Pero Noé continuó confiando en Dios.

En Courage pueden pasar varios años antes de que aprendas a vivir en Castidad, y puede que los demás te tachen de loco: " ¿Qué?, Dejar la vida homosexual!, estas loco!, es imposible, no se puede. Muchos intentaran avergonzarte y humillarte. Creéle a Dios !

¿En qué áreas de su vida necesita confiar totalmente en Dios? Confiar es un acto de adoración. Así como un padre se siente complacido cuando sus hijos confían en su amor y en su sabiduría, su fe hace feliz a Dios. La Biblia dice, "Sin fe es imposible complacer a Dios." 9  Dios sonríe cuando le obedecemos de todo corazón. Salvar la población animal de un diluvio mundial requirió gran atención a logísticas y detalles. Todo tenía que ser hecho de acuerdo a como Dios lo prescribió. Dios no dijo, "Noé, constrúyete cualquier barco que te plazca." El le dio instrucciones muy detalladas acerca del tamaño, la forma y los materiales, así como también el número de animales que debían de ser traídos a bordo. La Biblia nos dice cómo Noé respondió: "Y así Noé hizo todo exactamente tal y como Dios le había ordenado." 10 ¿Haces todo a tu manera? o ¿Cómo Dios te va presentado y ordenando?

Note que Noé obedeció completamente (no ignoró ninguna instrucción), y él obedeció exactamente (de la manera y en el tiempo que Dios lo quería hecho). Esta es la obediencia de todo corazón. No es de sorprenderse que Dios le sonrió a Noé.

Si Dios le dijera que se construyera un barco gigante, ¿no piensa que tendría unas cuantas preguntas, objeciones y reservaciones? No Noé. El obedeció a Dios de todo corazón.

Esto significa hacer lo que Dios dice sin reservas y sin vacilación. No es algo que pospone y dice, "Voy a orar acerca de esto." Lo hace sin demora. Todo padre de familia sabe que la obediencia retardada es en realidad una desobediencia.

 Dios no le debe una explicación o una razón por todo lo que le pide que haga. Su entendimiento puede esperar, pero su obediencia no. La obediencia instantánea le enseñará más acerca de Dios que toda una vida de discusiones bíblicas. De hecho, nunca entenderá algunos mandamientos hasta que primero los obedezca. La obediencia conlleva el entendimiento.

Muy a menudo tratamos de ofrecerle a Dios una obediencia parcial. Queremos escoger arbitrariamente los mandamientos que vamos a obedecer. Hacemos una lista de los mandamientos que nos gustan y esos son los que obedecemos, mientras que ignoramos los que son irrazonables, dificultosos, costosos o los no muy populares. Asistiré a la iglesia pero no dare diezmo. Leeré mi Biblia pero no perdonaré a la persona que me hiera. Sin embargo, la obediencia parcial es desobediencia.

La obediencia de todo corazón es hecha gozosamente, con entusiasmo. La Biblia dice,"Obedézcanle con alegría." 11 Esta es la actitud de David: "Señor, sólo dime qué hacer y lo haré. Mientras viva te obedeceré de todo corazón." 12 Santiago, hablándole a  los primeros cristianos, dijo, "Complacemos a Dios con lo que hacemos, no sólo con lo que creemos." 13 La Palabra de Dios es clara que no puede ganarse su salvación. La recibe solamente por medio de la gracia, no por sus propios esfuerzos. Pero como hijo de Dios, puede darle placer a su Padre celestial a través de la obediencia. Cualquier acto de obediencia es también un acto de adoración. ¿Por qué la obediencia complace tanto a Dios? Porque prueba que usted realmente lo ama. Jesús dijo, "Si me aman, obedecerán mis mandamientos." 14

 Dios sonríe cuando lo alabamos y le damos gracias continuamente. Pocas cosas se sienten mejor que recibir la alabanza y la apreciación que vienen de lo más profundo del corazón de alguien. A Dios también le gusta. El sonríe cuando le expresamos nuestra adoración y nuestra gratitud.

La vida de Noé le trajo placer a Dios porque él vivió con un corazón que alababa y daba gracias a Dios. El primer acto de Noé después de sobrevivir el diluvio fue expresar agradecimiento a Dios al ofrecerle un sacrificio. La Biblia dice, "Entonces Noé edificó un altar al Señor... y sacrificó un holocausto en él." 15

Debido al sacrificio de Jesús, no ofrecemos sacrificios de animales como Noé lo hizo.

En su lugar, se nos dice que ofrezcamos a Dios "el sacrificio de alabanza" 16 y "el sacrificio de acción de gracias." 17 Alabamos a Dios por lo que es y le damos gracias a Dios por lo que ha hecho. David dijo, "Alabaré el nombre de Dios con cantos y lo glorificaré con acción de gracias. Esto complacerá al Señor." 18

Algo increíble ocurre cuando ofrecemos alabanza y damos gracias a Dios. Cuando le damos deleite a Dios, ¡nuestros propios corazones se llenan de gozo!

A mi madre le fascinaba cocinar para mí. Si visitábamos a mis padres, mamá preparaba increíbles banquetes caseros. Uno de los mayores placeres de mi madre era vernos a nosotros sus hijos comer y deleitarnos de lo que había preparado. Cuanto más nos deleitábamos comiendo, más deleite ella sentía. Pero también nos gustaba complacer a mamá al expresar nuestro deleite de su comida. El deleite se expresaba mutuamente. Mientras comía de su gran banquete, yo expresaba cuánto me gustaba y alababa a mi madre. Mis intenciones eran no sólo disfrutar del banquete sino también complacer a mi madre. Todos nos sentíamos felices.

La adoración funciona así también. Disfrutamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, y cuando expresamos ese deleite a Dios, eso le produce gozo a El – pero también aumenta nuestro gozo. El libro de los Salmos dice, "Los justos se alegran y se regocijan en su presencia; se sienten felices y gritan de gozo." 19

Dios sonríe cuando usamos nuestras habilidades. Después del diluvio, Dios le dio a Noé estas simples instrucciones: "Den fruto y aumenten en número y llenen la tierra... todo lo que vive y se mueve será alimento para ti. Así como te di las plantas verdes, ahora te doy todo." 20

Dios dijo, "¡Es tiempo de continuar con sus vidas! Hagan las cosas para las que diseñé a los humanos que hicieran. Tengan bebés. Críen hijos. Siembren cosechas y coman. ¡Sean humanos! ¡Para esto fue que los hice!"

Puede que sienta que el único momento en que Dios está complacido con usted es cuando está haciendo actividades "espirituales" – como leer la Biblia, asistir a la iglesia, orar o compartir su fe. Y puede que piense que Dios está desinteresado en las otras partes de su vida. La realidad es que a Dios le deleita observar cada detalle de su vida, ya sea que esté trabajando, jugando, descansando o comiendo. A El no se le escapa ninguno de sus movimientos.

La Biblia nos dice, "Los pasos del devoto son dirigidos por el Señor. El se deleita en cada detalle de sus vidas." 21

Toda actividad humana, excepto el pecado, puede ser hecha para el placer de Dios si la hace con una actitud de alabanza. Puede lavar trastes, reparar máquinas, sembrar una cosecha y criar una familia para la gloria de Dios.

Como todo padre orgulloso, Dios especialmente disfruta verlo usar los talentos y habilidades que le dio. Dios nos dotó a todos intencionalmente diferente para su deleite. El ha hecho que algunos sean atléticos y otros analíticos. Puede que usted sea dotado en la mecánica o la matemática o en la música o en otras de las miles de habilidades. Todas estas habilidades le pueden poner una sonrisa al rostro de Dios. La Biblia dice, "El ha moldeado a cada persona; ahora él observa todo lo que hacemos." 22

No le trae gloria a Dios ni le da placer cuando esconde sus habilidades o cuando trata de ser otra persona. Sólo le da deleite cuando usted es usted. Cada vez que rechaza cualquier parte de usted mismo, rechaza la sabiduría y la soberanía de Dios al crearlo. Dios dice, "No tienes derecho a argüir con tu Creador. Eres una mera vasija de barro formada por un alfarero. La arcilla no pregunta, '¿por qué me hiciste así?'" 23

En la película Carros de Fuego el corredor olímpico Eric Liddell dice,

"Creo que Dios me hizo con un propósito, pero también me hizo veloz y cuando corro siento el placer de Dios." Más adelante dice, "Dejar de correr sería faltarle el respeto a Dios." No hay habilidades que no son espirituales, sólo hay habilidades que son mal usadas. Empiece a usar las suyas para el placer de Dios.

A Dios también le da placer verle deleitarse en su creación. El le dio sus ojos para que disfrute de la belleza, le dio sus oídos para que disfrute de los sonidos, le dio su nariz y sus papilas gustativas para que disfrute de los colores y los sabores, y los nervios debajo de su piel para que disfrute ser tocado. Cada acto de deleite se convierte en un acto de adoración cuando le da gracias a Dios por ello. De hecho, la Biblia dice, "Dios... generosamente nos da todo para nuestro deleite." 24

¡Dios incluso disfruta verlo dormir! Cuando los Padres ven a sus hijos pequeños, tienen una profunda satisfacción al verlos dormir. Quizá habían  tenido un día muy problemático y con mucha desobediencia de sus hijos, pero cuando estaban dormidos se miraban contentos, seguros y en paz y recuerdan cuanto los aman.

Cuando está durmiendo, Dios lo mira con amor, porque usted fue su idea. El lo ama como si usted fuera la única persona en la tierra. Los padres no exigen que sus hijos sean perfectos, ni siquiera maduros, para que los disfruten. Disfrutan de ellos en cada etapa de su desarrollo. De la misma manera, Dios no espera hasta que alcance la madurez para que El empiece a deleitarse en usted. El lo ama y disfruta de usted en cada etapa de su desarrollo espiritual.

Puede que haya tenido maestros o padres difíciles de complacer durante su crecimiento. Por favor, no asuma que Dios se siente así con respecto a usted. El sabe que usted es incapaz de ser perfecto o sin pecado. La Biblia dice, "El ciertamente sabe de qué estamos hechos. El tiene en mente que sólo somos polvo." 25

Lo que Dios nota es la actitud de su corazón: ¿es su más profundo deseo complacerlo a El? Esta era la meta de la vida de Pablo: "Más que todo, sin embargo, queremos complacerlo a él, ya sea en nuestro cuerpo aquí o fuera de este cuerpo con él allá en el cielo." 26 Cuando vive a luz de la eternidad, su enfoque cambia de "¿Cuánto placer estoy sacando de la vida?" a "¿Cuánto placer está sacando Dios de mi vida?"

Dios está buscando personas como Noé en el siglo veintiuno – personas dispuestas a vivir para el placer de Dios. La Biblia dice, "El Señor mira desde el cielo a toda la humanidad para ver si hay alguien que es sabio, alguien que quiere complacer a Dios." 27

Se lo ruego, ¿va a hacer usted complacer a Dios la meta de su vida? No hay nada que Dios no haga por la persona totalmente concentrada en esta meta.

Dios, le trajo a usted para que le adore con toda su vida, no solo a lidear con su atracción al mismo sexo

 

 

 

logo botCourage International : www.couragerc.net

                                                                                                                                              logo-facebook                              Logo20twitter
                                                                                   
                                                                                                                                                                                                                   FACEBOOK                            SÍGUENOS